Consejos y Trucos para que su Nino se Cepille los Dientes

Algunos padres o an enceñado a sus hijos a mantener una rutina de higiene oral Sana o simplement an sido afortunados de que los hijos disfruten el lavado de dientes. Otros padres reconocen las rabietas o batallas constantes para que sus niños se cepillen. Nosotros, como padres entendemos la importancia de un buen higiene oral, pero algunos de nuestros hijos no entienden las consecuencias que pueden enfrentar más adelante en la vida sin el cuidado dental adecuado. Esto podría conducir a la caries, enfermedad de las encías, tratamientos como endodoncias (lo cual que nadie disfruta) e incluso extracciones sólo por nombrar algunos. En Magic Smiles Nos esforzamos para enseñar a nuestros pacientes y a nuestra comunidad la importancia de comenzar a una edad temprana, lo cual conduce a un buen higiene oral. Si usted es como otros padres que luchan para obtener su niño se cepille, aquí hay algunas cosas que usted puede hacer para que su rutina dental sea un poco más agradable.

  1. Cepillo juntos – esto ayudará a su hijo a entender la importancia si lo ve que tiene que hacerlo usted también.
  2. Rutina, rutina, rutina – Tener una rutina diaria. sabrán que cada día más o menos al mismo tiempo ay que cepillar. De esta forma una rutinaria ayudara a que finalmente, las peleas desaparecer.
  3. Cantar una canción o tener un temporizador (reloj de arena) – Debe cepillarse 2 veces al día y durante 2 minutos. Si canta el doble de su ABC es igual a 2 minutos. tener un reloj de arena que puedan ver cuando su tiempo ha terminado. También hay un montón de videos impresionantes que podrían jugar mientras el niño se cepille junto con el personaje en el video.
  4. Educar – Es nuestro trabajo como padres educar a nuestros hijos sobre la importancia del cepillado, y uso del hilo dental, y visitar a un dentista con regularidad. Tendemos a usar la historia de los insectos del azúcar para promover el cuidado dental apropiado. Insectos del azúcar son insectos que viven en el azúcar y se comen a sus dientes y encías. Puede hacer agujeros en los dientes, hacerlos descoloridos y en la mayoría de los casos podían dar le dolor en la boca. Si usted come sustancia azucarada siempre debe cepillarse o al menos enjuagarse la boca. También hay un disolvente que puede comprar en una farmacia o en el dentista, esto lo pueden masticar y a la vez resalta la placa en la boca para que puedan ver por qué tienen que cepillar y desechar toda la placa.